divendres, 27 d’abril de 2007

ΠΕΡΙΗΓΗΣΙΣ ΤΗΣ ΑΤΤΙΚΗΣ: Aίγινα καί Πειραιεύς

A excepción de la famosa Salamina, en la que por cierto no se conservan restos arqueológicos importantes -al menos yo no los encontré- la isla del Egeo más cercana a Atenas es Egina.
Su historia es larga. Las excavaciones han ido sacando a la luz diversos restos de construcciones y objetos pertenecientes a épocas diversas. Los primeros pobladores se remontan a tiempos prehistóricos, siendo la época arcaica y clásica la mejor conocida.
La antigua ciudad de Egina está situada en una pequeña colina al norte del puerto natural. Tuvo una enorme importancia gracias a la posición de su puerto. Perdió su importancia cuando fue construido, a iniciativa de Temistocles, el Pireo(1), lo que provocó constantes enfrentamientos entre Atenas y Egina. Finalmente la isla acabaría formando parte del imperio ateniense. Estuvo protegida por muros a partir del 211 a.C., fecha en que fue adquirida por el rey Attalos I de Pérgamo. En el 133 a.C. Attalos III la cedió a los romanos. Hay restos del periodo bizantino, incluso se ha conservado un mosaico de una sinagoga judía. Conoció la invasión de los cruzados (entre ellos catalanes) en 1204. En 1540 los venecianos la cedieron a los turcos. Fue la primera capital del estado griego estrenado tras la liberación turca. Desde aquí despachó Capodistrias los primeros asuntos diplomáticos de principios del siglo XIX. Poco a poco fue perdiendo interés político, pasando a ser simplemente una lugar de residencia veraniega. Algunos escritores como Kazantzakis o Elitis solían pasar largas temporadas en la isla buscando inspiración. En la actualidad vive del turismo y la venta de pistachos. Muchos atenieneses tienen aquí alguna casita de verano. Los fines de semana soleados se llena de domingueros que van a comer pescadito. Se alquilan bicicletas, aunque es más recomendable desplazarse el autobús o en coche porque hay algunas cuestecitas!

1. El antiguo puerto de Atenas era Fáliro, como lo explica Pausanias:
ὁ δὲ Πειραεὺς δῆμος μὲν ἦν ἐκ παλαιοῦ πρότερον δὲ πρὶν ἤ Θεμιστοκλῆς ᾿Αθηναίοις ἦρξεν, ἐπίνειον οὐκ ἦν. Φάληρον δέ, ταύτῃ γὰρ ἐλάχιστον ἀπείχει τῆς πόλεως ἡ θάλασσα.
El Pireo era un demos desde los tiempos antiguos, antes de que que fuera general de los atenienses Temístocles , no era puerto. El puerto de los atenienses era entonces Faliros, pues el mar allí dista poco de la ciudad.

Aquí os dejo algunas fotos de Egina y del Pireo.

Egina/Pireu