dimarts, 2 de setembre de 2008

Hermes en tierras vikingas

A pesar de que los Romanos no extendieron su imperio más allá del Rhin y el Danubio, la influencia cultural del mundo grecorromano llegaría pronto a los países nórdicos de la mano del cristianismo. Entre ellos Dinamarca ocupa un lugar especial por la riqueza de piezas antiguas conservadas y la presencia de motivos antiguos en las artes plásticas medievales y renacentistas.

Interesantísima es por ejemplo la obra de Bertel Thorvaldsen. Además de sus preciosas esculturas inspiradas en la Antigüedad, su bello Museo conserva un conjunto de cerámica, sellos y relieves griegos y romanos exquisitos que el artista fue coleccionando durante su larga estancia en Roma. Envidiable es también la sección de antigüedades del Museo Nacional, que alberga cerámica, inscripciones, bustos y utensilios de varios periodos de la historia de Grecia y Roma que fueron propiedad de diversos monarcas daneses. No menos impresionantes son las salas de arte antiguo y mediterráneo de la Gliptoteca fundada por el magnate cervecero Carl Jacobsen.

Ésto es lo que dió de sí mi viaje a la tierras de vikingos, de Hamlet y Grundtvig, en el que me acompañó Hermes omnipresente recordándome que tendría que regresar.