dijous, 26 de juliol de 2007

La diéresis ¿pa qué?

¿Qué es un diptongo? Definición básica: unión en una sílaba de dos elementos vocálicos; en griego se habla del encuentro entre una vocal áspera y una suave. En su Fonética Histórica Lejeune precisa que en realidad es una vocal única que cambia de timbre en el curso de su emisión. Los erasmianos, sin embargo, interpretaron el término δίφθογγος literalmente como “dos sonidos”, es decir, los correspondientes a las vocales que integran sucesivamente un diptongo y que por tanto deben pronunciarse de modo separado.
Los argumentos que utiliza Erasmo para demostrar esta pronunciación son poco convincentes. Primero justifica el valor del diptongo en función de la cantidad silábica: “los diptongos son de cantidad largos para dar tiempo a que se escuchen ambas vocales”. ¿y qué pasa con los finales breves –οι, –αι? Luego alude cuestiones de ortografía, pues la pronunciación separada de las vocales de los diptongos evita la confusión que le producían, en boca de bizantinos, palabras del tipo αἴρω / ἐρῶ. Para saber cómo pronunciar cada diptongo el de Rótterdam recurre a las lenguas que él conoce mejor: αι como en alemán Kaiser (aunque reconoce que esta palabra, del lat. Caesar, tiene en holandés el sonido e o η [1]), ει como en holandés “huevo” (ei), ου como en holandés “oro” (gout). Los factores de tipo "sociolingüístico" que explicarían el cambio son, cuanto menos, curiosos: “algunas mujercitas consideraban que era elegante formar la palabras con la boca medio cerrada… la pronunciación de los diptongos deforma el rostro y su articulación requiere un tono de voz considerado hoy vulgar y menospreciado, porque se considera adecuado sólo para charlas de pueblerinos”.
Erasmo, que no manejó inscripciones, no era experto en dialectología griega, ni conocía el indoeuropeo, tuvo que recurrir a estas estupideces que muchos aceptaron. Hoy sabemos que los diptongos heredados del indoeuropeo pasaron al griego sin alteración, pero en otras lenguas, como el sánscrito, se convirtieron en vocales largas de timbre e, o. Con todo, dentro del sistema vocálico griego los diptongos fueron un elemento inestable, por lo que tendieron a ir desapareciendo en épocas diferentes, qudando completa dicha evolución ya en el periodo helenístico.
El tema es complejo, porque es preciso tener en cuenta el tema del alfabeto y el tratamiento gráfico que recibieron los diptongos en los diversos dialectos. En ático, por ejemplo, antes de la adopción del alfabeto jónico, la letra E representaba los sonidos que más tarde se escribirían como E, H vocal y EI, mientras que O representaba los sonidos que posteriormente se representarían como O, Ω, y OY. Posteriormente EI, OI acabarían representando, identificándose por tanto en la pronunciación, tanto a los antiguos diptongos (primera sílaba de λείπειν y τούτου), como a las vocales largas cerradas secundarias (segunda sílaba de λείπειν y τούτου).
Como señala S. A. Tovar, “lo más seguro es que δίφθογγος significase "dos sonidos escritos", pronunciados como uno simple, salvo cuando los divide la diéresis, que se inventó precisamente para cumplir esa función, como su propio nombre indica. El propio Erasmo y sus partidarios se contradicen cuando sostienen el método de pronunciar separadamente las vocales de los diptongos (lleven o no diéresis) y simultáneamente aceptan que el diptongo OY debe pronunciarse como ou francesa, o sea, en un sonido simple, como lo hacen los griegos modernos”.
Como muestra la ausencia de contracción en la épica homérica, los diptongos en la época arcaica habrían tenido una pronunciación mediante la cual sonaban ambas vocales. Pero no hubiera sido posible, por ejemplo, el paso de AI > Ε, si el diptongo no se hubiera pronunciado como una vocal larga de timbre intermedio entre a y e [2]. Lo parece intuir el propio Erasmo en un pasaje final de su obra, que curiosamente parece haber pasado desapercibido a los erasmianos:
León: -¿Escuchaste como αι- no era exactamente igual que la ε de las palabras que empezaban con κε- o με- ? Oso: -Estaría sordo, si no lo hubiera escuchado. León: -Es aproximadamente el mismo sonido que se escucha en la lengua de los suevos cuando pronuncian la palabra Kaiser. Oso: -Muy similar. No era exactamente α ni ι, sino una letra que contenía ambas.
El proceso de monoptongación lo explica C. Caragounis [3] del siguiente modo: “en época clásica, cuando la contracción está ya completamente desarrollada, los diptongos eran pronunciados como un solo sonido. Esto se ve claramente por la multitud de ejemplos en los cuales I substituye a EI desde el s. VI a.C. … La ley básica de la trisilabotonía, según la cual las palabras griegas reciben el acento sólo en las tres últimas sílabas, hizo que el acento se situara en la primera o en la segunda vocal de cada diptongo; άι-αί, έι-εί, όι-οί, όυ-ού, etc. Aquellos diptongos que fueron acentuados en la primera vocal resultaron los impropios (originalmente escritos (AE)AI EI, OI, YI, después AI, HI ΩΙ, ΥΙ) con la segunda vocal perdiendo su sonido y quedando primero adscrita y luego (s. XIII) subscrita. Los que fueron acentuados en la primera vocal se pronunciaron como monoptongo. Así la pronunciación de AI tendió a coincidir con E, las de EI, OI y YI terminaron coincidiendo con I, mientras que Y se movió hacia I y el sonido de U fue representado por OY. Todo este proceso, como demuestra la evidencia de las inscripciones, se inició ya en el periodo pre-clásico.”
________
[1] Un ejemplo más de las barbaridades a la que se prestó el sistema erasmiano fue la corriente alemana que elaboró un método de pronunciación del latín basándose en la falsa fonética del diptongo griego αι como ai y en la trascripción del latín Caesar al griego Kαῖσαρ. Obviaron las lenguas románicas (castellano César) y las eslavas (ruso Tsar), o de la trascripción del griego al siríaco kesar.
[2] Según Lejeune la asimilación se produce primero en Beocio donde desde el s. V ya se escribe αε en lugar de αι. Caragounis explica que AI originalmente se escribía como AE y que cambió por analogía con EI, OI, OY, si bien, a causa de su original composición, no adquirió el sonido i, sino que retuvo su sonido de e.
[3] cf. “The Error of Erasmus and the un-Greek pronuntiations of Greek, Filología Neotestamentaria (1995) 160-170.”